Categoría: Personal

Compartí un Post con mis compañeros de trabajo, y quedé como el malo

 

Y no es la primera vez que ocurre. Mi papá siempre dice que nací para llevarle la contraria al mundo, y cuando dice mundo se refiere a él y a sus absurdas aseveraciones o normas sin fundamento.

De manera natural en casa se fué formando en mí esa necesidad de no aceptar las cosas tal cual son o que tratan de imponer sin una explicación objetiva, o al menos una evaluación crítica. “Eres demasiado terco”, “Es lo que tu dices y yá”, “Eres demasiado necio”, “Eres demasiado imbécil”, “Te encanta el caos”, entre otras frases de ‘defensa’ cuando no logran mi aceptación… al que le importe mi aceptación.

Este post describe un fenómeno que me encanta. El autor llama una nueva tendencia de desarrollo de software basado en la ‘moda’. Yo lo traduzco como desarrollo basado en emociones. En general, los desarrollos basados en emociones son aquellos cuando tomas X tecnología nueva porque has visto muchos posts en twitter o blogs referente a ella, la mencionan en conferencias, o Facebook o Netflix estan haciendo uso de ellas, y entonces decides emplearla para tu siguiente proyecto en el trabajo o startup, solo por eso, porque es lo nuevo y cool.

Chévere, pero luego ocurre lo siguiente:

  • La tecnología no es sencilla de entender porque es todo un paradigma nuevo, tu proyecto se retrasa, se retrasan las entregas, y se frustra el equipo.
  • Estas en medio del proyecto y ya existe una nueva versión que depreca cerca del 80% de lo que ya has hecho pero era un cambio necesario para madurar el nuevo framework del que todos hablan. Toca hacer todo de nuevo.
  • Diseñaste toda una solución basado en premisas y documentación y la hora de implementar las promesas de funcionalidades, velocidad y estabilidad que tanto presumían en realidad no están ahí.

Personalmente me encanta siempre probar nuevas cosas, de manera crítica, y comparando contra lo que ya conozco. En el trabajo he introducido tecnologías de integración que hoy sustentan gran parte de la automatización de la cadena de valor del negocio. Y cuando lo hice, fue porque previo a eso ya había probado otras alternativas, y empleando un análisis de características. Otro compañero de equipo probó varias soluciones para el desarrollo de aplicaciones móviles antes de elegir el enfoque que la nueva generación ha heredado. Pero esto solo lo saben mi antiguo jefe, compañeros de trabajo y yo.

Hoy por hoy, de mi grupo inicial de trabajo quedamos solo tres, y hay cerca de 30 personas mas jóvenes, igual de emocionados y enérgicos en probar nuevas cosas.

Recientemente se eligió emplear dos tecnologías emergentes para dos nuevos desarrollos, se han hecho mesas de trabajo alrededor y se ha empleado mucho tiempo realizando pruebas y prototipos. Todo muy bien salvo por eso último, mucho tiempo empleando pruebas y prototipos y cuando pregunté cuál es la opción B contra la que van a comparar sobre qué van a decidir usar obtuve esto: “Bueno, creemos que no hará falta una opción B”

Wrong, really Wrong

Compartí entonces el artículo que les menciono al inicio con el siguiente mensaje en el asunto del correo “Leamos de manera crítica y revisemos nuestras recientes decisiones”.

A la mañana siguiente: “Por qué eres así?”, “Estas creando caos”, “Solo porque no fue tu idea…”.

Recibí muchas acusaciones que solo confirmaban que los acusadores no habían leído el artículo por completo. El mismo, al final, detalla varias estrategias para que los desarrollos basados en emociones salgan exitosos y saber bien que esperar antes de realizar un plan de trabajo y propuesta de producto.

Me decepcionó horrible los juicios levantados contra mi intención de ayudar, pero me reconfortó que algunos si leyeron por completo el post y los vi estableciendo nuevas tareas que se desprenden de esas estrategias dentro de la programación del proyecto.

Mi mantra como desarrollador, evangelizador de tecnologías y gerente de proyectos de software es muy sencilla: no hay que reinventar la rueda, ya todo esta hecho, solo hay que descubrirlo, probarlo y usarlo.

Anuncios

Acerca de posts que te dicen cómo llegar a la cúspide del éxito y otros ideales…

Una de mis reglas personales es nunca eliminar o marcar como leído correos o digests de mis suscripciones favoritas, entre ellas Medium, LinkedIn e InfoQ. Medium es una excelente fuente de lecturas ligeras para cualquier tema o tópico. Sin embargo, una de las cosas que me ha llamado la atención  es cómo ha crecido el volúmen de artículos basados en tips para conseguir el éxito, ser productivo, alcanzar la felicidad, entre todas esas otras cosas que todos deseamos para nosotros.

Los hay de todas formas, desde textos que fácilmente pueden ser un libro, tips cortos, ejemplos de ‘lo que yo hice y mírame donde estoy ahora’, entre otros…

Y yo me pregunto, es en serio posible eso? Y cuando digo ‘eso’, me refiero a que existen recetas inequívocas para rendir el tiempo al máximo, ser conocido por todos, y haber hecho $1.000.000 antes de cumplir 30 años.

Sin desprestigiar ninguno de esos posts, porque de hecho me gusta leerlos y tomar para mi lo que en verdad siento se fundamenta bien, creo que las circunstancias influyen mas de lo que creemos en alcanzar ese estado de iluminación.

El post mas reciete que he leido al respecto es este, y me gustaría discutir cada uno de esos puntos.

13 Cosas a las que debes renunciar si quieres ser exitoso

  1. Renuncia a tu estilo de vida insaludable. En resumen, deja de comer comida basura y ejercítate. Todos sabemos que esto es saludable para el cuerpo, pero estoy seguro que existen mas gordos millonarios, buenos o malos, súper exitosos y adinerados. En lo personal, me gusta comer de todo, y también ejercitarme. A mi la comida chatarra me desestresa, y la actividad física me reduce estrés, ansiedad y me ayuda a dormir mejor.
  2. Renuncia a metas de corto plazo. Y busca tener mas bien de largo plazo. Esto a mi no me sirve, en lo personal considero que ambas son importantes. Mis metas de corto plazo, que son la mayoría, me motivan y mejoran mi autoestima. Nada mas gratificante que sentir que alcanzaste algo en poco tiempo lo cual creías podría tomar mas. Quizás el mejor enfoque que se le puede dar a esta recomendación es tener metas de largo plazo compuesta de muchas metas que se puedan conseguir mas rápidamente. Hitos lo llaman.
  3. Deja de irte por lo seguro. Arriésgate a tomar grandes oportunidades y no tengas miedo de fracasar. Es fácil decirlo, pero el miedo al fracaso es natural y mas cuando te lo estas arriesgando todo. Sin un plan B, no creo esta sea una buena idea en un mundo en el cual si te quedas sin medio, no sobrevives. Aunque en realidad existen muchos contextos para esta recomendación, confieso ser del grupo que arriesga en grande pero porque tengo un soporte que me sostenga si caigo: mis padres, amigos y recientemente, una relación que me ha enseñado viendo su ejemplo de vida. Me ha tocado ambas, volver a empezar y terminar con el doble con lo que empecé.
  4. Deja de excusarte. Eres el único responsable de tu vida, sin importar qué. Bueno, agree completamente con esto.
  5. Deja de tener una mente cerrada. Y creer que las personas exitosas lo son porque tienen cierto talento y ya. Dicen que todos tenemos un talento en el que difícilmente alguien nos supera con facilidad. Puede ser frustrante tratar de ubicar ese talento que dicen que todos tenemos; por esto, estoy de acuerdo con el post en que las destrezas deben construirse.
  6. Deja de creer en la bala mágica. El éxito de un día para otro es un mito. Creo es mas de lo mismo que se puede ver en puntos anteriores…. Es llenar espacio de más. Y si, yo si creo en la bala mágica o como lo llamo, suerte. Las casualidades existen y así como traen cosas buenas, ya que el éxito es algo bueno, por qué no podría pasar así? Por casualidad…
  7. Deja el perfeccionismo. Nada será perfecto, no importa cuanto trates. Otro agree. Mi franela favorita tiene escrito ‘Perfect is boring’. No se que opinen los japoneses de este lineamiento. Y particularmente en mi trabajo, me ha tocado lidear con mentes así. En lo personal, busco que lo que hago sea realmente útil y se sienta muy bueno. Creo que nada me ha salido perfecto en la vida.
  8. Deja de ser multi-tasking. Estar siempre presente y enfocado en una sola tarea hasta completarla, es importante. Ush… Me dolió. En lo particular me cuesta hacer esto en mi día a día. Y mi complejo de multi tarea se ha incrementado ahora que vivo solo. Cómo cocinas, lavas y limpias tu hogar en medio día si solo hay agua de 7 a 8 de la mañana? Pues lavas los alimentos primero, luego pones una tanda de ropa en la lavadora, luego llenas barriles de agua, picas los alimentos porque ya tienes hambre, sacas la ropa sin tenderla y colocas la segunda tanda, sigues recolectando agua, colocas los alimentos en la cocina, tiendes la primera tanda de ropa, hay mucha hambre y comes lo que va estando listo, queda poco tiempo, 3ra y ultima tanda de ropa, el resto de los alimentos se te quemaron un poco, igual te los comes porque aún hay hambre y desperdiciar comida es algo que no toleras… Etc… Eso en el hogar, si les doy un ejemplo del trabajo, me salen cientos de líneas. No considero que el multitasking sea malo, considero que el multitasking mas ansiedad, es malo. Y de la ansidedad hablaré mas abajo. Pude mas bien limpiar y lavar y luego comer con calma, aguantar hambre es algo por lo que todos hemos pasado y nadie (sabiendo que tiene cómo y qué comer) ha muerto. La sensación de terminar varias cosas de golpe en lo particular me agrada.
  9. Deja tu necesidad de controlar todo. Despégate de las cosas que no puedes controlar y enfócate en las que sí puedes. Doble ouch! Si hablamos de este complejo que con mucho trabajo me ha tocado trabajar, sale un libro. Pero ha resultado, no para sentir que alcanzo el éxito, sino para tener tranquilidad emocional. Aún me queda trabajo por hacer con esto.
  10. Deja de decir SI a las cosas que no contribuyen con tus objetivos. Saber decir que NO es liberador, punto. Lo aprendí que si ayer.
  11. Deja las personas tóxicas. Las personas con quien mas no las pasemos, influirán en lo que nos convertiremos. Medianamente agree. Lo de personas tóxicas lejos, si. Nadie medianamente razonable quiere a su lado a alguien que aporte negatividad. Pero  considero que la individualidad sí existe sin importar con quién mas te la pases.
  12. Deja la necesidad de gustarle a todo el mundo. Eres un nicho en el mercado, algunos estarán interesados, otros no. Estoy clarísimo con esto. La búsqueda de la aceptación puede ser frustrante, mas bien enfócate en acercarte en quien en tí por tus atributos y forma natural de ser ha puesto interés.
  13. Deja tu dependencia a las redes sociales y la televisión. No sufro de lo segundo, nunca me sentí atraído por ese aparato, y de lo primero me he dado cuenta a tiempo… Que pobre me sentía luego de sábados y domingos enteros pegados al Twitter e Instagram. Tiempo totalmente perdido diciéndole a otros que me gusta lo que colocan en vez de estar paseando, leyendo un libro, escrito un post o un programa (si, programar), estudiando o compartiendo con personas en persona. Como los vicios, las redes sociales deben consumirse con moderación.

Se leen opiniones…

Amigo Venezolano Oficialista…

Este post es breve y está orientado al amigo dizque Venezolano que en su flojera causa un enorme daño al país, a su familia, y sus hijos apoyando un régimen que gusta tratarlos como monos de circo. Y digo “dizque” porque el Venezolano auténtico es trabajador, emprendedor, luchador y optimista. ¿Eres tú todo eso?

Me permito traer unas líneas que encontré en Internet, cualquier parecido con nuestra realidad Venezolana es pura coincidencia

Una organización sin fines de lucro durante años ha donado a comunidades pobres de África equipos para que desarrollen actividades agrícolas, mayor decepción se ha llevado cuando visita a las comunidades y encuentran el equipo arrimado a un lado, oxidándose o incluso desvalijado para ser vendido por partes. Una segunda organización llegó pero en vez de regalarle a las comunidades equipos, enseñó a los granjeros cómo podían hacerse con una buena cantidad de dinero para ellos y sus familias empleando equipamiento moderno. Se les vendió entonces los equipos en precios que los granjeros consideraran costosos a pesar de que el valor real era muy por encima. Los granjeros empezaron a utilizar los equipos y con sus ingresos, ahorraban e invertían en equipos mas modernos, ofrecían mejor calidad de vida a sus familias y a su vez su comunidad se enriquecía en salud, prosperidad y tranquilidad.

Quiero ser como Marissa Mayer

Acabo de leer en mi digest de LinkedIn como La IT celebrity Marissa Mayer se volvió multimillonaria en sus 30s; En resumen, supo tomar siempre las decisiones correctas en momentos clave de su vida laboral, momentos que algunos de ellos no distan mucho de situaciones que he vivido, y vaya… ¿La estaré cagando o estaré obteniendo uno que otro #SuccessKid?

Nicholas Carlson es el escritor del libro “Marissa Mayer And The Fight To Save Yahoo!” y en un post con el cual promociona su libro describe 5 decisiones bien tomadas que hicieron que esta bella mujer, rubia, joven e indiscutiblemente audaz, tenga una fortuna por encima de los $500.000.000 (en cash, acciones y no está de más decir, estimaciones ya que de esa plata, $200.000.000 los hizo que si en un año).

First thing first, se graduó en Stanford y por supuesto, era brillante. Pudo con su CV entrar a cualquiera de las empresas más prominentes del sector tecnológico, o como investigadora en una reconocida universidad, pero en vez de ello, se arriesgó a entrar a trabajar con un grupito de 24 loquitos, brillantes, pero loquitos, en una recién fundada empresa, posiblemente sin una estructura de crecimiento organizacional definida y ganando lo básico.

Javier, osea yo, al graduarse pudo también aspirar a lo mismo, pero ya un grupito de loquitos lo había reclutado, le pagaban bien, y el trabajo era demasiado fácil así que decidió ahí quedarse para con el “sueldaso”, vivir bien en la caótica Caracas y comenzar una maestría que refuerce su CV para un trabajo más retador y mejor pagado (¿?).

Desconozco las ambiciones y objetivos de vida de Marissa en esa entonces, pero me haré la idea de que ambos tomamos la misma decisión correcta en nuestros primeros 20s.

Javier 1 – Marissa 1

Segundo, la empresa de loquitos donde entró Marissa era Google, y eso no desmerita mi conclusión anterior; recuerden que aún Google no era lo que es hoy en día, ni la empresa donde yo trabajaba existe ahorita.

Marissa entró como programadora y duró meses en un proyecto que hoy en día representa una buena tajada de la plata que le ingresa a Google diariamente con cada clic que hacemos sobre su publicidad digitalmente omnipresente. Cuando sus jefes y colegas se dieron cuenta que estaba lenta, ingresaron un “refuerzo” que sacó el proyecto en semanas. Marissa entendió que programar no es su fuerte así que era el momento de buscar y ver en qué es realmente útil.

En mi segundo empleo (y el actual) ingresé como programador, mis entrevistadores pensaron que tenía la capacidad para hacer cosas geniales “echando código”. En aquella entonces, programar no era mi pasión pero era lo mejor que sabía hacer, y mis proyectos siempre salían relativamente rápido. No obstante, con el ingreso de nuevos talentos a la organización, que sí llevan la programación en sus venas, pude ver como mi código era en ocasiones mejorado, reconstruido o a veces desechado. Tal situación naturalmente en su momento me frustró y por un momento llegué a sentir que retrocedía. No sé si duré más o menos tiempo que Marissa en darme cuenta que si quería resaltar, mejor era intentar otra cosa.

Javier 2 – Marissa 2

La tercera es la vencida, Marissa comenzó a mirar a su alrededor y sigilosamente inmiscuirse en otras áreas: pasó a acomodar servidores, colaboró con RRHH, organizaba agendas y meetings, muy hábil la mujer, buscaba colaborar en todas aquellas necesidades que Google tendría donde los demás compañeros “especialistas” en sus áreas ni se atrevían a asomarse. Finalmente Marissa terminó como la responsable de cómo se ven y perciben los productos de Google, su palabra era la autoridad mayor en ese aspecto. Destacó además en otros proyectos e iniciativas que le dieron gran poder e influencia y al final del día, sin ser gerente, una gran cantidad de áreas les reportaban a sus respectivos jefes, y ella porque es genial y because all sort of reasons.

Hoy en día, yo ya no echo código, en vez de eso, soy el líder técnico de soluciones de Inteligencia de Negocios que se realizan en la organización, la persona sobre la cual los gerentes se apoyan para canalizar requerimientos, una de las personas cuya palabra vale en la selección de personal y acompañamiento en los programas de adiestramientos a potenciales prospectos en el área de IT (¡Vaya! Marissa también hacía algo similar a esto último) y el compañero al cual siempre le consultan como se debería proceder con una gran cantidad de casos de soporte.

A diferencia de Marissa, no me siento tan seguro en decir que yo mismo planfiqué esto. Simplemente se dio. No sé en qué momento construí la confianza que me tienen dentro de la organización en actividades ajenas a la programación y que son de vital importancia para el negocio.

Javier 3 – Marissa 3

Finalmente, y porque esto ya va largo, las otras dos razones que describe Nicholas acerca del éxito de Marissa son, si hay un problema y se asignó ya un responsabe para que lo solucione, Marissa le iba a importar un bledo eso e inrrumpiría en ese espacio “ajeno” y solucionaría ella misma la situación si sabía que estaba en sus manos; después de todo, es lo que le hicieron a ella, ¿no?. Tal actitud le dio enemigos, gerentes agradecidos, aún más poder, reconocimiento y dólares.

La última razón, es saber cuándo decir adiós. Nicholas cuenta que los enemigos de Marissa se aliaron y también crecieron al punto de volverla a dejar de un lado; no obstante, ella siguió haciendo un buen trabajo. Yahoo! en el 2011 se había quedado sin CEO y ella sabía que sería una oportunidad de oro, sin embargo, Nicholas describe que Marissa no se apresuró en postularse; no porque tuviera esperanzas en Google sino porque Yahoo! sin CEO estaba en manos de ejecutivos problemáticos. Eventualmente poco a poco fueron alejándose debido a asuntos judiciales, y cuando Marissa vió que el terreno estaba libre de escombros, dio su estocada. El resto de la historia de cómo Yahoo! con Marissa se ha revalorizado considerablemente está en las redes.

Hábil la mujer, hay muchísimo seguro más que aprender de ella. Definitivamente la 4ta razón me parece súper importante. Confieso haber pecado de omisión, y precisamente por eso. A nadie le gusta que se inmiscuyan en sus asuntos, pero al final del día, si la organización que mantiene mi estilo de vida necesita de mi ayuda, y siento puedo aportar en algo de manera directa, si quiero el éxito de Marissa, quizás lo correcto es hacerlo a pesar de estar cruzando límites.

Javier 3 – Marissa 4

Si ganaré detractores o no, es incierto. Tampoco puedo dar por hecho que ganaré enemigos en caso de que tal situación se presente. Tampoco puedo incluso dar por hecho que mi ayuda será necesaria en otras áreas que no lidero. Lo cierto, es que mi historia personal aún se escribe y siento se seguirá escribiendo en mi actual empleo. No sé si será necesario irme en algún momento, no sé si querrán prescindir de mí en un tiempo. Mi historia no tiene por qué ser la de Marissa. A este punto solo sé que quiero ser tan exitoso como ella, y he tomado el 60% de las decisiones correctas que la han colocado a estar donde está ahorita.

Javier 3 – Marissa 5

¡Ahí nos vemos!

Un Sandwich y un Café

Muchas son las costumbres del asalariado luego que sale del trabajo. Quienes trabajamos en áreas de IT, sin importar nuestro rango, es común que salgamos a altas horas de la noche de nuestro trabajo. Dependiendo de la situacion el dia se te va volando o parece una eternidad; muchas cosas influyen en esto ultimo, amas lo que haces y cada problema o es un reto, o por el contrario, no vez la hora en irte, te molestan tus tareas pero aun asi debes terminarlas o no percebiras el salario que mantiene tu existencia fuera de las cuadro paredes que llamas oficina.

Gracias a Dios, soy del grupo que se divierte haciendo lo que hace, las horas se van rapido, hay buen ambiente de trabajo, me divierto y me concentro a la vez, no obstante, cuando son las 4 es inevitable pensar, ¿y ahora que?

La media hora extra que decido quedarme a pensar que haré al salir se convierte en una hora, la vida es muy corta para salir directo del trabajo a la casa. Si bien ahí viven personas que amas, una actividad extra para diversificar el día nunca está de mas. ¡Bendito sea este mundo acelerado en el que queremos hacer de todo y el tiempo pareciera no ser suficiente!

Se hicieron las 5, eres el ultimo en irte, cierras todo, te montas en tu carro, el que luego de muchos dias, cortos o largos, y un poco de suerte, hicieron posible que lo tuvieras, y te incorporas al interminable embotellamiento de una ciudad cuyos medios de transporte público son mas que deficientes y limitados, y donde las vías no han sido ampliadas en decenas de años. Tienes una hora mas para pensar qué hacer.

Tu persona significativamente importante no está disponible o aún no existe y entonces buscas qué puedes hacer. Una película en soledad esta bien, incluso mas si sabes que solo tú la podrás apreciar, una cena con los amigos en el caso de que esten desocupados, o tan sencillo como desviarte de la via hacia tu panaderia favorita. “Un sandwich ligero por favor y un marrón grande”, eso suena y sabe bien.

Algo distinto cada día para salir de la rutina, cueste dinero o no es sumamente necesario. Los humanos nacimos para vivir y disfrutar experiencias de todo tipo.

¿Qué voy a hacer mañana? Sería chevere si termino de montar los recursos a mostrar en la reunión de la gerencia internacional del Lunes.

 

Debo esperar hasta el Viernes que liberen nuevos episodios de pokémon. ¿Cuantos capitulos de Naruto tengo sin ver?

¿Estará el Internet rápido en la casa? ¡Bajaré dos!

Recuerdo entonces que en el trabajo me invitó el novio de una compañera de trabajo a su cumpleaños hoy… Confieso me sentí sorprendido, en estos 3 años habremos cruzado una breve conversa mensual o coincidido en uno que otro lugar… ¡Debería ir! Los buenos gestos y sorpresas no se deben nunca desperdiciar.

Que buena idea fue este sandwich, me ayudará a amortiguar…

Cerrando Chromebook y esperando que esto se publique en lo que tenga WiFi…

3 horas después…

Vaya… Ahora no se si quiero casarme algún día… Que fuerte es una fiesta donde todos los invitados eran parejas próximas a contraer nupcias…

¡Feliz inicio de semana!

 

Mis resoluciones y deseos para este nuevo año

El 2014 llegó esta vez no muy distinto al 2013. Sólo dos cosas en general me perturban, lo volví a recibir sin carro y toda la familia paterna deseando que el primogénito de la familia, es decir, yo, consiga una novia. Sólo lo primero me resta un poquito de vida…

Quizás la gran diferencia en este recibimiento, es que por primera vez desde que tengo uso de razón, no tenía una lista, ni siquiera mental, de mis metas y deseos para este nuevo año. Era tradición que los escribía en un papel y luego lo quemaba viendo como las cenizas se elevaban en el aire.

Analizando la cosa, me di cuenta que es que, a diferencia de muchas personas que empiezan a realizar sus resoluciones a partir de una fecha, digamos 1 de Enero de 2014, yo las empecé en el 2013 cuando me las planteaba. No hay que hacer esperar al tiempo, mundialmente es bien sabido que el tiempo perdido no lo recuperamos jamás. Y aún cuando la mayoría ya las empecé, es buena idea enumerarlas, hacerlo permitirá revisar más adelante, con mayor precisión, cómo vamos con lo que esperamos y autoevaluarnos.

Resoluciones
Cada año solía enumerar una lista variable de resoluciones y 12 deseos, tradición personal. Las primeras son aquellas cosas que no espero que el destino decida por mi, sino que yo mismo siento que soy quién las debe incorporar a mi vida.

• Un estilo de vida físicamente más activo. Por problemas en mis rodillas no puedo correr todo lo que me gustaría correr, sin embargo, descubrí en el ejercicio con peso muerto la misma sensación de bienestar. Quiero que sea parte de mi día a día y no sólo cuando el espejo me diga que estoy fofo.
• Aprender un nuevo idioma. Porque desde niño tengo algunos problemas de atención y mala memoria, aprender un nuevo idioma es la manera natural de luchar contra el envejecimiento de mis neuronas, y además, la sensación de poder comunicarte con un extranjero en su lengua natal es una de las cosas más reconfortantes que he podido sentir. Ya empecé con portugués =)
• Terminar mi tesis de maestría, graduarme y ver en que nueva aventura académica me meto. Si bien puede parecer que no las disfruto como tal, en realidad leer e investigar son placeres que considero cada vez más exquisitos en la medida que aprendo algo nuevo.
• Independizarme. Vivir con mis padres permite que pueda llevar un estilo de vida sin muchas preocupaciones económicas. Por otro lado, exige compromisos familiares o explicaciones que no siempre quiero atender o dar. Necesito vivir sólo y completar mi adultez. Y meter a quien quiera a mi cama casa, comer la porquería lo que me de la gana sin ser juzgado, dejar desordenado ordenar mi cuarto cuando me salga del forro, y sobretodo poder decir “no puedo ir, me toca hasta muy tarde hoy en el trabajo” mientras que estoy morseando muy bien acompañado frente a mi TV viendo una buena peli.
• Y finalmente, éxito laboral. Porque sin chamba, difícilmente pueda lograr mis resoluciones anteriores. Y porque crecer profesionalmente es también uno de esos placeres comparables a una buena comida o una buena sesión de sexo.

Deseos
Son 12, pero no necesariamente uno por mes. No son más porque estoy consciente de que no se puede tener siempre todo si no se dan las circunstancias, además, que uno debe centrarse en aquellas pocas cosas que una vez logradas, te permitan reflexionar que ha sido un buen año, y que debes dejar para los demás. ¿Y por que no son menos? La verdad es que al paso que va mi contexto político-económico, debería reducir la cantidad, pero reducir mis sueños no es una opción.

1. Quiero al menos un viaje de trabajo al exterior, Colombia o Costa Rica. Que mejor que conocer una cultura trabajando con su gente y con los gastos pagos, ¿no? xD
2. Una luna de miel por el Caribe. Aruba o Curaçao me parecen destinos excelentes para estar con esa persona especial y no lidiando con la familia.
3. Una chromebook y sentirme divino en el trabajo demostrando cuanta movilidad tengo y como esta me permite ser más eficiente.
4. Un carrito nuevo antes de mi cumpleaños. El mismo ya lo compré pero el bendito contexto no me lo ha entregado.
5. Gozar de buena salud en mi hogar y en aquellos de las personas que más quiero. La ausencia de ella es una de las cosas que más daño puede hacer sobre una persona, hogar o trabajo.
6. Prosperidad. Que siempre haya trabajo que hacer, siempre exista un ingreso que ayude a conseguir bienestar y permita asegurar un futuro tranquilo.
7. Para mi país, le deseo libertad, justicia y paz. Este año no hay elecciones que nos permitan por esa vía impulsar un cambio, nos toca ahora a nosotros con nuestras acciones propiciarlo. Suena difícil, esta difícil, más con tanta división. Pero por eso es un deseo, un sueño, y estos, se pueden hacer realidad.
8. Poder asistir a alguna de las presentaciones de Britney en Las Vegas! Dichosos aquellos que recibieron el año con ella 🙂
9. Ayudar a las personas que amo alcanzar sus metas. Estar ahí para ellos, amigos, familia, compañeros tanto en los momentos difíciles como en los de suma alegría festejando con ellos.
10. Tener el poder de controlar el tiempo. Suena algo descabellado, pero no tanto. Lo mismo se puede conseguir desarrollando la habilidad de visión de futuro y prestar más atención a lo que esa vocecita interna te dice antes de realizar las cosas. Las veces que lo he hecho, he podido tener el control del tiempo y acontecimientos cercanos.
11. Sentirme de 25! Una de las mejores edades del ser humano a mi parecer.
12. Para mi mundo, reducir la hambruna, que las condiciones de vida mejoren para los más necesitados, y que los hombres ya no estemos matándonos entre nosotros mismos. Que genial sería poder cambiar la forma de pensar de todos aquellos que someten a su pueblo y al hombre a una vida nada digna, faltante de libertades y ausente de alegría.

Obrigado, parabéns e bõa 2014!